Latest Entries »

lunes, 15 de agosto de 2011

[Actualizado] Pottermore: Información sobre Ollivander y Profesor Quirrell

Ahora, JK Rowling ha escrito sobre Ollivander, su negocio, su casa en Hogwarts y más. Puedes leer la información a continuación. Recuerda que contiene spoilers, son datos que no aparecen en los libros de Harry Potter.



Cumpleaños: 25 de septiembre
Varita: Saúco y fibra de corazón de dragón, doce pulgadas y tres cuartos, un poco curva
Casa de Hogwarts: Ravenclaw
Habilidades especiales
Un conocimiento sin igual del arte de la fabricación de varitas mágicas
Parentesco: Padre mago, madre nacida muggle
Familia: Casado, un hijo, una hija (fallecida)
Actividades de ocio:
Ninguna: su profesión es su obsesión

La familia de Ollivander ha trabajado la misteriosa artesanía de las varitas mágicas durante mucho tiempo. Se dice que el nombre de Ollivander quiere decir “aquel que posee la varita de olivo”, lo que sugiere que el Ollivander original llegó a Gran Bretaña desde un país mediterráneo, ya que los olivos no son nativos del Reino Unido. El señor Ollivander cree que sus primeros antepasados en este país llegaron con los romanos, y montaron un puesto (más tarde una tienda) para venderles a los magos británicos cuyas varitas eran de un diseño muy rudimentario y muy inestables.
Se puede decir que el señor Ollivander es el mejor fabricante de varitas del mundo, y muchos extranjeros viajan a Londres para comprar una de sus varitas en vez de adquirirlas en sus tierras de origen. El señor Ollivander creció en el negocio familiar, en el que mostró un precoz talento. Tenía la ambición de mejorar el centro y la madera de las varitas usados hasta ahora y desde su más tierna infancia se obsesionó, un poco fanáticamente, con la idea de encontrar la varita ideal.
Antes de que el señor Ollivander se hiciera cargo del negocio, los magos usaban una gran variedad de centros en sus varitas. A menudo, un cliente le traería al fabricante de varitas una sustancia mágica a la que estaban apegados, que hubieran heredado o a la que su familia le tuviera una fe ciega (como se ve en el centro de la varita de Fleur Delacour). Sin embargo, el señor Ollivander era un purista que insistía que las mejores varitas no se obtienen poniendo los bigotes de un Kneazle (ni el tallo de cualquier hierba gitanera que alguna vez salvara al padre de un mago de morir envenenado, ni la melena de algún kelpie que conociera una bruja de vacaciones en Escocia) en el centro de la madera favorita del cliente. Las mejores varitas, pensaba él, tenían centros con sustancias mágicas inmensamente poderosas, que se encerraban cuidadosamente en maderas especialmente seleccionadas y que los complementan. El resultado debería, entonces, completarse encontrándole un dueño con el que la varita tuviera mucha afinidad. Aunque al principio este método revolucionario de fabricar varitas se encontró con bastante resistencia, pronto resultó obvio que las varitas de Ollivander eran infinitamente superiores a cualquier otra que hubiera sido fabricada con anterioridad. Sus métodos de encontrar maderas y sustancias para el centro, combinándolas y encontrándoles el dueño ideal son secretos celosamente guardados y muy codiciados por sus rivales.






Quirinus Quirrell


El primer profesor de Harry de la asignatura de defensa contra las artes oscuras es un inteligente joven mago que hizo un gran viaje alrededor del mundo antes de empezar a enseñar en Hogwarts. Cuando Harry conoce a Quirrell por primera vez, este lleva ya turbante todos los días. Sus nervios, que son más obvios a causa de su tartamudeo, son tan pronunciados que se rumorea que lleva el turbante lleno de ajo para ahuyentar a los vampiros.
Yo imaginé a Quirrell como un muchacho con grandes dotes pero delicado a la vez, y probablemente se habrían metido con él durante sus años escolares por culpa de su nervios y su timidez. Sintiéndose inadaptado y deseando probarse a sí mismo lo que valía, desarrolló un interés por las Artes Oscuras (teórico inicialmente). Como muchas otras personas que se sienten insignificantes, incluso ridículas, Quirrell tenía un deseo oculto, hacer que el mundo supiera quién era.


Quirrell fue a buscar deliberadamente lo que quedaba del mago Oscuro, en parte por curiosidad y en parte por aquel deseo oculto de sentirse importante. Fantaseaba que lo peor que podría pasar es llegar a ser el hombre que encontró a Voldemort, y lo mejor que podría pasar es que aprendería trucos de Voldemort que le ayudarían a asegurarse de que nadie se volviera a reir de él.
Aunque Hagrid tenía razón al decir que Quirrell contaba con una “mente brillante”, el profesor de Hogwarts era ingenuo y arrogante al pensar que sería capaz de controlar un encuentro con Voldemort, incluso en el estado debilitado en que se encontraba el mago Oscuro. Cuando Voldemort se dio cuenta de que el joven tenía plaza en Hogwarts, le poseyó inmediatamente, lo que Quirrell fue incapaz de resistir.
Aunque Quirrell no perdió su alma, sí que quedó inmediatamente subyugado por Voldemort, que causó una mutación horrorosa en el cuerpo de Quirrell: ahora Voldemort tenía ojos en la nuca de Quirrell y podía dirigir sus movimientos e incluso forzarle a cometer un asesinato. Quirrell intentó resistirse débilmente en ocasiones, pero Voldemort era demasiado fuerte para él.
Efectivamente, Voldemort convirtió a Quirrell en un Horrocrux temporal. Sus energías se ven mermadas en gran medida debido al esfuerzo físico de tener que luchar con la malvada alma en su interior que es de una fuerza muy superior a la suya. En el cuerpo de Quirrell aparecen quemaduras y ampollas durante la lucha con Harry, debido al poder protector que le dejó a Harry su madre cuando murió por él. Cuando el cuerpo que Voldemort y Quirrell comparten queda horriblemente quemado debido a su contacto con Harry, este primero huye justo a tiempo de salvarse, abandonando al herido y debilitado Quirrell que cae al suelo y muere.


Fuente: BlogHogwarts

1 comentarios:

Princesa Mestiza dijo...

Muy buena la información pero... tengo una pregunta: ¿por qué Quirrell habrá buscado a Lord Voldemort para hacerse valer? ¿Acaso no midió las consecuencias que esto le podría traer? Digo, estamos hablando del mago más tenebroso del mundo... y también muy hábil. ¿No se le ocurrió pensar que solo iba a utilizarlo para llegar a su meta? Parece que al final Quirrell no tenía una mente tan brillante...

Publicar un comentario